martes, 1 de abril de 2008

Yo también lo vi.

Entre largos tablones de consideración, yo, también vi el futuro. Lo vi verde, azul y morado. De hecho lo vi desnudo. No tenía ni medias.

Será parte de la reconquista, entonces. Formará parte del proceso, o representará, en todo caso, a la humanidad entera. No quisiera contarles con lujos de detalles, pero sí voy a pedir, asegurándome así un poco de fidelidad, que crean, hermanos, que yo también vi el futuro.



Recuerdo muchos paraguas, árboles y amigos que escribían poemas para sus amigas. Recuerdo como yo también canté, junto a los que nunca cantaron antes. Eso supondrá ahí, en el futuro, un único himno.

Recuerdo al Enemigo, al conejo y la jirafa. Recuerdo en limpio las campañas de personas que se descubrieron y gritaron que habían cambiado, y que ahora, con todo el orgullo que eso amerita, compondrían canciones en las que todos pudieran cantar. Para eso se mudaron al norte, porque el frío hace menos ruido que el calor.

Recuerdo azul, sal y pocos aviones.




Recuerdo verde, Moscú y Praga, el vino como dieta y la gran enciclopedia del mundo. Recuerdo paz, asegurándome con esto la incredulidad, y recuerdo a un señor que dejaba notas de amor compulsivamente.

Lo vi desnudo, porque se acabaron los zapatos.



Vi chocolate, señores, lo juro. Vi reinas dibujadas en las paredes y un nivel mayor de adictos a los juegos del azar.

Algunos también lo vieron, otros tanto que no regresaron.

Y aunque recuerdo muy pocas cosas, sé que habían elefantes, cactus, playa y mucha hambre. Yo, también, vi el futuro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Câmera Digital dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Câmera Digital, I hope you enjoy. The address is http://camera-fotografica-digital.blogspot.com. A hug.

Fabiola Cristina dijo...

Pues estaba acostada boca arriba pensando en nada. Y después pensaba que la palabra "nada" implica muchas cosas. Entonces recordé: -sé haber leído en algún lado eso de la "nada estructurada"- y me pareció que tenía muchísimo sentido... Estructurar la nada.

Y me pareció genial recordarlo, y creí que era de un amigo, y por tanto no me dio miedo robárselo y ponerlo en mi nick...
Después Amira me dijo que era tuyo y cómo fue que eso llegó a mis recuerdos, o mejor dicho, quién era realmente el responsable de mis pensamientos (que no era mi amigo sino tú) entonces tenía que decírtelo, y escribirte en el último post, porque me imagino que estás pendiente de los comentarios que éste reciba.

Un beso...

Fabiola Contaris (la hermana de Corina)

Anónimo dijo...

mucha hambre...